Yo no iré a la marcha

Yira Isabel Miranda MonteroYira
Profesional en Trabajo Social
Coordinadora, nodo Nororiente
yira.miranda@descontamina.org
Twitter: @YiraMirandaM 

O, debo decir: ¿a la marcha del 1 de abril en contra de la corrupción? He empleado la misma forma de consignas de las campañas del Centro Democrático y sus afines (como las usadas en la marcha “en defensa de la familia” también) y ya me siento en un dilema ético.

Esta vez no tuve que desgastarme buscando fuentes e investigando. Ya lo han hecho por mí y es fácil encontrar información si nos disponemos a “no tragar entero” como dice la sabiduría popular. Cuestionar lo que vemos, escuchamos y vivimos sigue siendo la forma de encontrar verosimilitud en esta realidad social del país, que hoy me aterra. Y eso que ya asumo la responsabilidad de no tener la verdad absoluta. Lo he confesado.

Respondamos algunas cuestiones antes de salir de casa a una marcha que sólo necesitará de su presencia para legitimar su poder.

  1. No se ha dado cuenta que lo del Centro Democrático y sus afines es puro oportunismo del más bajo y distorsionador?

Ahora es “en contra de la corrupción”, que varios de sus líderes más influyentes han practicado por años. Incluso el mismo Álvaro Uribe[1]. O no recuerdan Agroingreso Seguro, las chuzadas del DAS o la Yudispolítica?[2] Lo mismo aplica para personajes politiqueros como Santos y su escándalo por Odebrecht, entre otros; Zuluaga y el mismo Odebrecht entre otros casos que siguen en investigación; Ordoñez y la anulación de su reelección como procurador debido a irregularidades que atentaban contra la Constitución Política, y que se los recuerde el mismo Canal Caracol[3]. Los mismos con las mismas.

Tristeza, eso es lo que siento cuando hay tantas personas ‘encantadas’ tras estos líderes que aún no se han sometido a la justicia pero siguen participando en política como muchos otros qué, no hacen parte de su partido político, pero siguen siendo de las mismas familias que han mantenido el poder en este país a punta de artimañas. Es absurdo que quienes siguen siendo investigados por parapolítica y demás escándalos de corrupción, hoy salgan de abanderados de una lucha que no le corresponde porque tampoco se han redimido ante la sociedad colombiana. Con esto me refiero a que tampoco han cambiado sus formas de hacer política y campañas. Pero la gente los idolatra por su simpleza de discurso.

Siendo sincera, creo que sólo me asaltaba una duda y quería compartirla. Viéndolo bien, estoy segura de que esta única pregunta debe ser suficiente para reflexionar ante el tema y terminar diciendo: ‘No participaré de esa marcha de la corrupción’, lo cual me alegraría. Sería mejor quedarse en casa, leer o ver una película; le recomendaría verse “Mi nombre es Harvey Milk” pues considero que esta historia nos enseñaría qué es una movilización social, activismo y política responsable. Les adelanto alguito; la película se desarrolla en medio de un contexto guiado por lo religioso, tradicionalista y fundamentalista; defensora de la familia tradicional como núcleo de la sociedad, permeada de un pensamiento y acciones doble moralistas que se niegan a aceptar y reconocer a un grupo social al que han violentado y vulnerado en sus derechos. Oh! ¿No se les hace conocido? Bueno, ahora no sé si la realidad supera la ficción o la ficción supera o iguala a la realidad.

Espero que haya quedado claro que no iré a la marcha, porque puedo estar aburrida de la corrupción de este país, pero prefiero aportar en mi vida cotidiana, hacer un cambio desde mis acciones diarias, que asistir a una marcha que sólo representará las visiones retorcidas y distorsionadas de unos pocos, de los mismos que no tienen siquiera autoridad moral para darme cátedra sobre la ética en la administración pública

[1] Ver http://www.semana.com/opinion/articulo/leon-valencia-opinion-sobre-la-propuesta-de-alvaro-uribe-de-ley-anticorrupcion/519521

[2] http://www.elespectador.com/opinion/la-pulla

[3] http://noticias.caracoltv.com/colombia/consejo-de-estado-destituye-al-procurador-alejandro-ordonez

*Las posiciones son de las y los columnistas y no representan necesariamente las posturas de la Corporación Descontamina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s