Pa’ Lante la convivencia, P’a tras la violencia: Jóvenes haciendo la diferencia

Kathryn OrcasitaKathryn
Investigadora Grupo Ahimsa
Corporación Descontamina
kathryn.orcasita.benitez@gmail.com
Twitter: @KatOrcasita 

Chima el “pueblito de los bellos atardeceres”, como lo llaman sus habitantes, es un municipio pequeño que queda a cinco horas y media de Bucaramanga, ubicado en la Provincia Comunera al sur del departamento de Santander, más específicamente, Chima se encuentra asentado en una de las bifurcaciones de la Cordillera Oriental, en la majestuosa Serranía de los Yariguíes, una de las riquezas naturales de la región y del país.

Chima limita al norte con un municipio cargado de historias: Simacota. Siendo el primer municipio colombiano donde se inició la Revolución Comunera un 22 de octubre de 1780, también es el municipio santandereano que hace 51 años escenificó la primera toma armada del grupo guerrillero, Ejército de Liberación Nacional – ELN.

Chima y Simacota hoy hacen parte de una estrategia de comunicación y movilización social denominada “Pa’ lante la convivencia, pa’ tras la violencia. Jóvenes haciendo la diferencia”, en el marco del  proyecto de cooperación al desarrollo titulado “Empoderamiento de niñas, niños y adolescentes en equidad de género, en el marco de la educación para la ciudadanía y la convivencia en 3 instituciones educativas […]” de éstos municipios. Este proyecto es financiado por la Fundación EDEX y el Ayuntamiento de Bilbao (España), y liderado por el Instituto de Programas Interdisciplinarios en Atención Primaria de la Salud de la Universidad Industrial de Santander, PROINAPSA-UIS[1].

Columna 21

Fotografía:  Instituto PROINAPSA-UIS.

Esta experiencia consistió inicialmente en la creación de colectivos de comunicación por institución educativa, de la cual hacen parte 48 estudiantes de los colegios, Integrado Pablo Antonio Obando, Santa Ana de Flores de Simacota y el Colegio Integrado Inmaculada Concepción de Chima. Ulteriormente se han venido realizando encuentros en los cuales se abordan la convivencia, la ciudadanía y la equidad de género a partir de técnicas como los juegos de roles, el debate, el trabajo en equipo y las habilidades comunicativas como, por ejemplo, el uso del celular como una herramienta comunicativa que les permite contar a través de las fotografías, los vídeos y las notas de voz sus vivencias en el marco del proceso del proyecto, como de su vida cotidiana.

En uno de los encuentros se le pidió a las y los jóvenes plasmar en una cartelera los significados que tenían respecto a los temas pilares del proyecto, una vez terminado el ejercicio creativo se les solicitó socializar el trabajo realizado. En lo referente a convivencia, escribieron las situaciones que menoscaban la convivencia escolar, específicamente, como por ejemplo: “las rivalidades se encuentran más en un grupo de amistad, cuando nosotros no queremos a otra persona, sin importarnos las capacidades, solo no nos gusta por el pensamiento, simplemente no lo aceptamos y lo criticamos”, lo cual generó una discusión alrededor de temas como la amistad, la diferencia y el respeto y valoración de esta, como lo evidencia la siguiente frase: “independientemente de todo se debe es respetar y aceptar, cada quien sea de x o y religión o le gusten otras cosas, no debe generar controversias, se deben aceptar a las personas tal como son”.

En cuanto a ciudadanía, dibujaron en la cartelera las entidades más significativas para el municipio, como la alcaldía, la iglesia, la policía y el colegio, y a su vez generaron un debate en torno a temas como el papel de los jóvenes y la corrupción, en ese sentido se rescatan las siguientes voces:

“esta entendido en la cultura que nosotros los jóvenes creamos más conciencia en ayuda y protección del medio ambiente”

“ciudadanía somos nosotros, la sociedad, las personas”

 “la corrupción se forma en nosotros mismos, cuando un estudiante hace trampa eso es corrupción, los que son corruptos en una alcaldía son los que trabajan ahí, si usted le roba el lápiz a un compañero es corrupción”.

Haciendo alusión a la equidad de género, plasmaron en la cartelera una balanza y en ella las situaciones inequitativas entre los géneros que tienen fundamento en imaginarios y pre-saberes tanto individuales como colectivos, también, las y los jóvenes reconocen que tanto las ideas como las prácticas no son estáticas y pueden ser transformadas. Rescatando así algunas voces:

“En algunos tipos de deporte falta la equidad de género, el patinaje o aeróbicos por ejemplo, porque si los hombres los practican se dice que son gais”

“cuando un hombre es tierno hay discriminación porque los hombres les dicen a los mismos hombres que no son machos, que muestran su debilidad (…)”

“estamos en constante evolución y todo eso puede cambiar”.

Estrategias como esta son de gran valor para el contexto en el cual se encuentra el país, de transición hacia la construcción de la paz, debido a que centra la atención en aspectos como, las y los jóvenes como constructores de realidades, por lo cual es necesario trabajar junto con ellos en la transformación de imaginarios y prácticas que promuevan el respeto y valor de la diferencia, la cooperación y no la competencia, el cuidado propio, así como el cuidado de las otras personas y de la naturaleza, el pensamiento crítico y creativo; y aspectos como  la convivencia y la ciudadanía, que deben ser resignificados en función de lo anteriormente dicho para la construcción de relaciones noviolentas y más democráticas, pues estos temas no corresponden únicamente al sector educativo, sino a todo el conjunto de la sociedad, por lo cual es una necesidad imperante que todas y todos nos introduzcamos en ese proceso de resignificación, desde lo cotidiano pero también desde lo teórico, desde lo individual y desde lo colectivo.

Finalmente, es importante recordar que existen diferentes formas de pensar, sentir y hacer la paz, y aunque la experiencia de la cual trata este artículo no habla directamente de paz, sí contribuye mucho en la construcción de esta.

[1] Esta columna es producto de una de las experiencias vividas en el marco del proceso de práctica en Trabajo Social –UIS, en el Instituto Proinapsa-UIS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s