La academia y los procesos de paz

Jenny Estefany Valenzuela RincónEstefany
Investigadora Ahimsa
Corporación Descontamina
Contacto:
tefavalenzuela@gmail.com
Twitter: @EstefanyV5

El papel de la educación frente a la consolidación del proceso de paz en Colombia debe tener dos vertientes fundamentales: la primera es la formación de personas activas y críticas frente a su sociedad y los procesos que en ella se desarrollan, fomentado que la ciudadanía esté informada de los hechos que ocurren en su contexto y simultáneamente, lograr una mayor comprensión de la importancia de su participación en los mismos para garantizar la mayor transparencia y resultados favorables para la mayor parte de la población. La segunda es la  investigación, lo que se busca es indagar acerca de la paz no como ideario o objetivo imposible, sino como un nuevo campo de acción, en el cual se pueda aportar desde la teoría y la práctica al contexto colombiano actual, buscando que la paz tenga bases firmes en conocimientos de fuentes confiables y resultados tangibles.

Columna 2

Fuente: Trueque realizado en la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB)

La investigación juega un papel preponderante en el actuar profesional, debido a que aporta conocimiento proveniente de la práctica y es validado mediante teorías las cuales son reforzadas o no, gracias a dichos conocimientos. Sin embargo, en el momento en que se encuentra la sociedad colombiana en las conversaciones que se están llevando a cabo en La Habana, y próximamente con el ELN, ya no solo es importante tener conocimientos adecuados al tema, ahora es importante el concepto de verdad. En este aspecto, las instituciones educativas tienen un papel importante, debido a que en ellas radica la responsabilidad de la trasmisión de saberes y valores a sus estudiantes. Es momento de rediseñar las cátedras de urbanidad, ética y valores y en estudios superiores, ética profesional, es necesario hacerlas más prácticas que teóricas, con actividades y tareas cotidianas, afianzadas en los hechos diarios de las personas, de modo que más que memorizar pautas, se logre una aprehensión de conductas respetuosas, solidarias y de convivencia.

La educación y, particularmente el Trabajo Social, tienen una fuerte responsabilidad frente a los procesos de paz que se está llevando actualmente en Colombia, ambas disciplinas de las ciencias sociales tienen la capacidad de contribuir positivamente a la consolidación de dichos procesos. El Trabajo Social es una profesión encaminada a buscar la transformación colectiva y el empoderamiento de derechos y deberes, y es este mismo ejercicio el que debe realizarse ahora en el marco de los procesos para la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s