Vientos de Paz

Julián Facundo Rinaudojulian2
Socio Fundador
Corporación Descontamina
Contacto: rinaudofacundo@gmail.com

 

La larga guerra nos ha dado un mal ejemplo. Nos dijo que un conflicto puede durar más de 50 años y nos acostumbró a vivir divididos. Hoy somos rápidos a la furia pero lentos al perdón; prontos a la crítica pero reacios a la reflexión.

La rabia nos aleja de aquellos a quienes queremos, y nos roba así oportunidades de disfrutar sonrisas compañeras y la alegría tranquila de querer y sentirse querido. Con la rabia y el rencor perdemos nosotros, pierden los otros y perdemos todos. El único que gana es el dañino orgullo, que disfruta y crece al vernos en soledad; y se alegra de sabotear al buen maestro Amor.

FullSizeRender

Fotografía: Lis Möller

Los que ya no están con nosotros, y los que vienen después de nosotros, piden reconciliación. Se la debemos a todos ellos, y se la debemos a nuestro corazón.

Pero perdonar y reconciliarse no es una tarea fácil, y a nuestro terco orgullo se suman aquellos que nos dicen que un futuro en guerra es mejor. La reconciliación, como las mejores cosas de la vida, debemos practicarla para lograrla. No seremos buenos de la noche a la mañana, pero si empezamos hoy con una reconciliación inmediata, pequeña; en muchos mañanas podremos disfrutar de la reconciliación Nacional que con paciencia nos espera. Esa es justamente el quehacer de los Guardianes de la Reconciliación, un grupo de niños y niñas que con su compromiso por la paz nos demuestran que son ya la nueva Colombia. Fueron ellos y ellas los gestores y quienes nos convocaron a esta grandiosa iniciativa.

IMG_9638

Fotografía: Julián Facundo Rinaudo

El 20 de Agosto la Providencia nos regaló un día de viento y sol; y permitió que los asistentes a Vientos de Paz disfrutaran un espacio de encuentro y alegría donde muchas reconciliaciones pequeñas se sumaron en conmovedor ejemplo para la Nación: hermanos y hermanas, madres e hijas, padres, vecinos y amigos; todos compartieron votos de perdón y reconciliación para fortalecer un esfuerzo de paciencia y comprensión por una convivencia mejor.

A la cita por la reconciliación asistieron familias víctimas del conflicto armado, soldados de civil y personas en proceso de reintegración con sus familias. Policías, instituciones y organizaciones sociales se sumaron también a las decenas de niños, niñas y vecinos. En ese 20 de agosto, día de buen viento y sol, no hubo espacio para el dolor ni la polarización.

IMG_9749.JPG

Fotografía: Julián Facundo Rinaudo

Cometas en el cielo, cometas en los árboles; ocurrieron las que nunca despegaron y las que rompieron ataduras en acelerado escape. Cometas blancas y cometas de colores, incluso hubo aquella con sentimiento kamikaze. Los pilotos pedían más pita mientras intercambiaban técnicas de vuelo. Algunos hicieron mejoras a sus diseños antes de remontar el viento. Todos compartieron del mismo viento y sudaron bajo el mismo sol, y elevando cometas el antiguo bando no importó.

Durante el 20 de Agosto en el barrio la Ilusión, unida por un mañana donde haya más amor y todo sea mejor, en un día de viento y de sol la nueva Colombia se materializó.


*Las posiciones son de las y los columnistas y no representan necesariamente las posturas de la Corporación Descontamina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s